Skip to main content
Última actualización: 6 junio, 2024

Cuentas bancarias en 2023: ¿Sabes cuál escoger?

Descubre las mejores cuentas bancarias del momento

Photo of Josep Garcia

Escrito por

Josep Garcia

Josep Garcia

Cofundador de Upcashwise

Soy Josep Garcia, originario de Barcelona. En 2018, lancé mi propio sitio web de finanzas y productos bancarios. Terminé especializándome en la creación de contenidos de finanzas personales y certificarme como asesor financiero por EFPA (asociado #37363) en 2023.

Photo of Josep Garcia

Nos financiamos con la remuneración de nuestros partners, esto no afecta nuestras evaluaciones. Invertir tiene riesgos, puedes perder tu capital. Nuestro contenido es puramente educativo, no ofrecemos recomendaciones de inversión.

Seguramente te habrás encontrado en la situación de no saber qué tipo de cuenta bancaria abrir y que esta encaje lo mejor posible con tus necesidades. Bueno, tengo que decirte que esto es normal, ya que existen muchas opciones y puede resultar abrumador.

Josep Garcia, financial expert at Upcashwise.com

Llevo desde el 2018 escribiendo y analizando productos bancarios como cuenta, por eso poseo una gran experiencia y me conozco todos los trucos. Esta guía de las mejores cuentas bancarias me ha llevado horas de investigación, y constantes actualizaciones. Si tienes cualquier duda deja un comentario.

Josep GarciaAsesor financiero EFPA

Pues bien, he analizado decenas de cuentas bancarias, de todos los tipos, y he leído la letra pequeña y sus condiciones. Así que a continuación te desvelo qué cuenta bancaria puede adaptarse mejor a tu perfil.

Las mejores cuentas para cada caso

Si solo quieres saber qué cuenta usar dependiendo de lo que necesites, te dejo un par de sugerencias.

Cuenta Openbank

Mejor cuenta bancaria

4.6

N26 Cuenta Corriente

Mejor cuenta online

4.4

BBVA

Mejor red de cajeros

4.6

Banco Sabadell Cuenta Online

Mejor cuenta sin nómina

4.3

Cuenta ING

Mejor cuenta nómina

4.4

Wise

Mejor cuenta viajes

4.4

MyInvestor

Mejor cuenta remunerada

4.5
Ten en cuenta que hay muchas cuentas diferentes, las anteriores son sugerencias de cuentas de las que yo soy cliente y llevo usándolas durante años.

Cuentas sin comisiones

Es cierto que aunque las comisiones hoy en día se han convertido en una parte importante de ingresos para las entidades bancarias, siempre podemos dar una vuelta de tuerca y encontrar cuentas bancarias libres de comisiones.

BBVA

Sin costes ni condiciones

4.6

Cuenta Openbank

Usa cajeros del Santander

4.6

N26 Cuenta Corriente

Exclusiva online

4.4

Santander Online

Para nuevos clientes

4

Banco Sabadell Cuenta Online

Con incentivos

4.3

Pros y contras de las cuentas sin comisiones

  • Gratuitas: Obviamente, sin comisiones de mantenimiento, administración o reintegros de dinero en cajeros. Otros productos financieros pueden tener comisiones, como transferencias internacionales o ingreso de cheques. Dependiendo de la letra pequeña de cada cuenta bancaria.
  • Productos financieros asociados: Estas cuentas sin comisiones no dejan de ser cuentas corrientes, con lo que eso comporta. Dispondrás de tarjetas de débito y crédito, seguros, banca online o servicios de transferencia entre cuentas.
  • Flexibilidad: Suelen tener apps bien trabajadas, por lo que permiten manejar tus finanzas desde cualquier lugar, ideal para personas ocupadas o que viajan.
  • Más rápidas: Generalmente, las cuentas sin comisiones con mayores ventajas suelen ser de uso exclusivamente online. Esto representa una ventaja en cuanto a procesos de gestión de tu cuenta, ya que las gestiones son más rápidas, directas y accesibles (p.ej. abrir la cuenta).

  • Poco interés: Si generan algo de interés, suele ser mínimo, prácticamente nulo, ya que realmente no se trata de cuentas remuneradas. A pesar de esto, nos podemos encontrar con alguna cuenta que ofrezca algo de interés.
  • Atención al cliente: Al trabajar mucho desde su sistema de banca a distancia, puede que este tipo de cuenta bancaria no brinde la atención al cliente más personalizada.
  • Pocos cajeros: Algunas cuentas sin comisiones tienen pocos cajeros, lo que dificulta operar en efectivo; puedes usar cajeros de otras entidades para sacar dinero gratis.
  • Limitadas a banca online: En otros casos deberás limitarte a operar por teléfono u online. Muchas de las cuentas sin comisiones (y sin nómina) suelen ofertarse desde entidades financieras que no disponen de oficinas físicas.

Más bancos sin comisiones

Cuentas online

Las cuentas bancarias online son útiles para aquellos que, ya sea por horarios o por preferencia, no podemos operar con nuestra entidad bancaria durante las horas que abren.. Si además te manejas bien con internet y el trato personal no es algo que busques preferentemente, podrás usar cómodamente una cuenta online.

Algo bueno que ofrece este tipo de operativa es que podrás realizar consultas y hacer cambios en tu cuenta a cualquier hora del día siempre que tengas acceso a internet o a la app para smartphone de tu banco. Además, este tipo de trámites suelen ser rápidos y eficientes a través de internet.

La mayoría de bancos del momento ofrecen alguna forma de operar online, pero con algunos es más fácil manejarse a distancia que con otros.

Cuenta Openbank

Decano online en España

4.6

N26 Cuenta Corriente

Buen diseño

4.4

EVO

Dos cuentas en una

4.4

Santander Online

Para nuevos clientes

4

Wise

Para operar en divisas

4.4
¿Qué cuentas disponen de Bizum?

Pues Bizum no es un servicio que esté disponible en todas las cuentas bancarias online, de las anteriores, las cuentas del BBVA, N26 Santander Online y Openbank tienen Bizum.

Pros y contras de las cuentas sin comisiones

  • Mayor accesibilidad: Al operar con ella a través de internet, podrás acceder a tu cuenta desde cualquier parte del mundo y en cualquier momento.
  • Más rápidas: Como no te hará falta acudir a una oficina o cajero para operar, todo será más rápido.
  • Mejores ofertas: Las cuentas bancarias online suelen tener mejores ofertas e interés al suponer un coste menor para el banco. Aunque esto depende de cada caso.
  • Cuentas con pocas comisiones: Normalmente, las cuentas online no tienen comisiones, o estás son prácticamente nulas, mucho menores que con las cuentas tradicionales.

  • Sin trato personal: No podrás tratar tus gestiones directamente con un empleado en persona. Algunas de estas cuentas son de uso exclusivo online.
  • Hay que manejarse con internet: Si no tienes facilidades ni te resulta cómodo operar con internet o tu teléfono, es mejor que no abras una cuenta online, ya que te podrá generar mucha frustración.
  • Ciertos temas son difíciles de gestionar: Es complicado manejar o cambiar algunas condiciones y servicios. Por ejemplo, si quieres pedir un préstamo.
  • Red de oficinas y cajeros: No en todas, pero en muchas cuentas bancarias de este tipo, tendrás que usar cajeros de otros bancos que te cobrarán comisión. Hacer ingresos en efectivo resulta imposible en algunos casos.
  • Cheques: En muchos casos la operativa con cheques no es posible.

Más bancos online

Cuentas nómina

Con las cuentas nómina, el banco te propondrá ciertas ventajas. La más típica, no cobrar comisiones de administración ni por las tarjetas de débito o crédito.

También podrás hacer uso de productos y servicios financieros ligados como préstamos e hipotecas, o pueden cubrirte si no tienes dinero y te llega un recibo (ojo que lo más seguro es que te cobren interés por esto).

Eso sí, deberás tener en cuenta que para mantener estas condiciones, probablemente debas cumplir algún que otro requisito más (como cierto volumen de compras mensual con tu tarjeta de crédito).

Otra ventaja que ofrecen las cuentas nómina es que generan interés, aunque este no deja de ser bajo (no son cuentas de ahorro).

Cuenta ING

Condiciones laxas

4.4

Banco Sabadell Cuenta Online

Incentivos por la nómina

4.3

Santander Online

Condiciones especiales con nómina

4

Pros y contras de las cuentas con nómina

  • Pocas comisiones: Siempre que les lleves la nómina o cumplas con sus requisitos, estas cuentas bancarias no te cobrarán a penas comisiones.
  • Mejor rentabilidad: Obtendrás el beneficio,en algunas cuentas nómina, de recibir interés por este tipo de cuentas.
  • Ventajas exclusivas: Los bancos suelen ofrecer exclusivas ventajas para las cuentas nómina, como adelantos de pagos de recibos o nómina. Incluso pueden cubrir descubiertos (aunque no de forma gratuita). Ojo, puede que te cobren interés por esto.
  • Acceso a otros productos: Tendrás la opción de acceder a otros tipos de productos bancarios como pueda ser una hipoteca, generalmente con mejores condiciones que el resto de clientes por haber domiciliado nómina y/o recibos.

  • Otros productos tienen mejor interés: Si lo que buscas es el mejor interés, deberás fijarte en lo que ofrecen las cuentas de ahorro. Aun así, algunas cuentas nómina ofrecen un interés interesante, pero no es el caso de la mayoría.
  • Ofertas gancho: En ocasiones el marketing es mejor de lo que realmente se ofrece. Así que tendrás que leer bien la letra pequeña y sacar conclusiones por si te renta o no tener una cuenta nómina.
  • Requisitos: En este tipo de cuentas bancarias tendrás que domiciliar la nómina o recibos como requisito para poder abrirla y acceder a ella, pero además, en según qué cuentas, también deberás cumplir otros requisitos como usar un mínimo de veces al mes su tarjeta bancaria. Asegúrate, antes de contratar la cuenta bancaria, que esto se adapta a lo que buscas.

Más bancos con nómina

Cuentas sin nómina

Siempre tienes la opción de abrir una cuenta sin nómina si no dispones de ingresos regulares, o sencillamente no quieres domiciliar nómina o recibos. Aunque tendrás que tener en cuenta que este tipo de cuentas bancarias suelen tener comisiones de mantenimiento o ciertos requisitos que deberás cumplir para poder hacer uso de ella (como un mínimo de pagos con tu tarjeta al mes); pero no te pedirán una nómina.

Cuenta Openbank

No exige condiciones

4.6

Abanca

Perfil online solo

4.2

BBVA

Sin necesidad de tener nómina

4.6

Pros y contras de las cuentas sin nómina

  • Realizar operaciones: En ellas podremos realizar las típicas operaciones de las cuentas corrientes como por ejemplo, hacer transferencias, sacar dinero de los cajeros y cobrar cheques.
  • Menos vinculación con la entidad: Si no buscas gran compromiso con la entidad bancaria pertinente, con este tipo de cuenta tu vinculación será menor.
  • Sin (o pocos) requisitos: Al tratarse de cuentas que no te piden domiciliar la nómina para no cobrarte, son algo más flexibles con las condiciones y los requisitos que te exigen; algunas no exigen nada.

  • Comisiones: Al no tener que domiciliar la nómina para abrir este tipo de cuenta bancaria, es posible que te cobren comisiones asociadas al mantenimiento y/o por tener una tarjeta de crédito o débito. También cabe la posibilidad de que te veas obligado a realizar un número mínimo de pagos con tu tarjeta al mes, o domiciliar recibos si no quieres que te cobren de más. Pero se pueden encontrar alternativas gratis y sin condiciones-
  • Interés nulo: En este tipo de cuenta no te ofrecerán un interés muy alto, de hecho lo más normal es que te ofrezcan ZERO.
  • Sin trato preferencial: Con las cuentas sin nómina, los clientes no suelen ser resultar tan preferentes para el banco como los clientes que sí que domicilian la nómina. Eso quiere decir que será más complicado recibir adelantos para pagar recibos; entre otrasventajas.

Más bancos sin nómina

Cuentas remuneradas

No se trata exclusivamente de una cuenta de ahorro, con lo que podrás operar con tu dinero, así como hacer transferencias, ingresos y demás. O si es una cuenta de ahorro, siempre puedes abrir una cuenta bancaria corriente para operar con ambas.

Deberás tener en cuenta que para poder acceder a las ventajas de este tipo de cuentas bancarias, tendrás que cumplir con los requisitos que te pida cada entidad bancaria, o puede que la oferta de interés esté limitada.

Freedom24

Cuenta de bróker

4.5

N26 Cuenta Corriente

Integra remuneración

4.4

MyInvestor

Buena rentabilidad

4.5

Pros y contras de las cuentas remuneradas

  • Disponibilidad total: Podrás acceder en cualquier momento a tu dinero para que operes con él como necesites.
  • Cuenta sin comisiones: No tendrás que pagar nada al banco por mantener tu cuenta remunerada.
  • Inversión garantizada: Tu inversión estará garantizada hasta los 10.000 € por el fondo que garantizan los depósitos en los bancos. Todos los anteriores son bancos con sede en algún país de la Unión Europea.
  • Rentabilidad media: No son las cuentas que ofrecen la mayor rentabilidad, pero sí que ofrecen más que las cuentas corrientes.

  • Opción ‘aburrida’: Las cuentas remuneradas no son la mejor opción si quieres incrementar la rentabilidad invirtiendo tu dinero (asumiendo riesgos).
  • Condiciones y requisitos de vinculación: El interés que ofrecen estas cuentas, no siempre es gratuito. En ocasiones deberás cumplir con ciertos requisitos, como puede ser, por ejemplo, tener un mínimo de ingresos al mes.
  • Temporalidad: Seguramente te encuentres con que la rentabilidad que ofrecen, tiene un límite en el tiempo, es decir, que simplemente se trata de una oferta limitada (como p.ej. 6 meses). Después de este plazo, el interés bajará.
  • Saldo mínimo: Depende de la entidad financiera, es posible que te requiera tener un saldo mínimo para poder abrir la cuenta remunerada.
  • Limitación del saldo remunerado: También puede ocurrir que ofrezcan un tipo de interés sobre una cantidad máxima de dinero, como por ejemplo, 5.000 € (como ocurre en Bankinter).
  • Sin ventajas fiscales: En este tipo de cuentas no podrás disfrutar de ningún incentivo fiscal (deducciones).

Más bancos remunerados

¿Tipos de cuentas bancarias que existen?

En función a las necesidades que tenga cada usuario, encajaría más un tipo de cuenta u otra. Es por eso, que existen diferentes tipos de cuentas bancarias. Hay muchos subtipos de estas, aunque los dos tipos principales de cuenta son los siguientes:

  • Cuentas corrientes: Estas son con las que operamos cada día, y las que prácticamente todo el mundo tiene. Con ellas podremos realizar acciones típicas como asociar tarjetas de crédito o débito, domiciliar recibos, hacer transferencias de dinero a otras cuentas, u operar con cheques bancarios. Este tipo de producto financiero no está pensado para ahorrar. Esto es porque este tipo de cuenta bancaria ofrece un interés muy bajo (o nulo en muchas ocasiones), con lo que tener mucho dinero depositado no te generará mucho beneficio.
  • Cuentas de ahorro: La principal función de este tipo de cuentas es básicamente, generar ahorro. Con el capital que ingrese el titular de esta cuenta, el banco le paga un tipo de interés, aunque en la actualidad es bastante bajo. Con las cuentas remuneradas, el tipo de operativa es más limitado en comparación con las cuentas corrientes. Un ejemplo de esto es que no podrás domiciliar tu nómina ni recibos o hacer uso de tarjetas de crédito o débito.

Además de estas que te acabo de enumerar, hay cuentas bancarias que se ajustan más a otro perfil de cliente para adaptarse a sus necesidades. Entre ellas nos encontraremos con:

  • Cuenta sin comisiones: Es una cuenta corriente que no cobra comisiones de mantenimiento, gestión ni por las tarjetas.
  • Cuenta nómina: La cuenta nómina es otro tipo de cuenta corriente donde el titular deberá domiciliar su nómina, prestación por desempleo o pensión. Gracias a esto, el banco suele ofrecer mejor trato y ofertas (p.ej. algo de interés por los ahorros). Además, no suelen cobrar comisiones de mantenimiento ni administración si cumples con las condiciones.
  • Cuenta sin nómina: Otro tipo de cuenta corriente en la que no necesitarás domiciliar tu nómina para disponer de ella. Es cierto que puede que estas te cobren alguna al no presentar requisitos para abrirlas. Varias cuentas de este tipo son de operativa exclusivamente online.
  • Cuentas online: Lo que las diferencia de otras, es que principalmente se operan mediante internet. Al representar menos costes para la entidad bancaria correspondiente, estas cuentas online suelen ofrecer comisiones más bajas y ventajas atractivas para el cliente.
  • Cuentas para autónomos: Estas cuentas corrientes están pensadas para cubrir las necesidades más específicas como las que tienen los trabajadores autónomos. Pueden venir con asistencia jurídica, o desde ellas se pueden pagar nóminas por ejemplo.
  • Cuentas para niños: Quizás las conozcas por haber tenido una cuando eras pequeño. Se trata de cuentas de ahorro para los más pequeños. Lo habitual es que un adulto la abra para que se generen ahorros para el futuro del niño.
  • Cuenta joven: Destinada a jóvenes (por lo general, menores de 30 años). Esta cuenta corriente no suele tener comisiones o condiciones muy estrictas. Además ofrecen servicios y promociones dirigidos para este segmento de la población (como por ejemplo seguros de viajes).
  • Cuenta vivienda: Se trata de un tipo de cuenta remunerada dirigida especialmente para aquellas personas que quieran comprar una vivienda. Con esta cuenta, comenzarán a generar ahorros para, más adelante, poder hacerse con el inmueble. Sí que es cierto que actualmente, este tipo de cuentas ya no se promocionan, debido al cambio en la legislación.

Preguntas frecuentes sobre cuentas bancarias

Depende del tipo de cuenta bancaria que queramos abrir, los requisitos pueden variar, pero por lo general, estos son los más comunes para mayores de edad:

  • Documento identificativo (p.ej. DNI, NIE o pasaporte) donde conste la dirección.
  • Información personal: La entidad financiera necesitará conocer tu dirección postal, número de teléfono, dirección de correo electrónico, etc., para poder comunicarse contigo.
  • En algunas ocasiones también puede que te pidan información laboral, por ejemplo, cuando quieres pedir un crédito o abrir una cuenta nómina. Muchas veces esto obedece al cumplimiento de la ley de prevención de blanqueo de capitales, vamos una formalidad burocrática.
  • Puede que tengas que hacer un ingreso mínimo al abrir la cuenta.

En el caso de abrir una cuenta bancaria para un menor de edad, se necesitará la información y documentación identificativa del menor de edad y la madre o el padre o el tutor legal de este.

Los bancos pueden repercutir el coste de mantener las cuentas bancarias sobre sus clientes. Y no hay un listado fijo, digamos que cada entidad puede cobrar lo que estime oportuno siempre que esté justificado. Las más comunes son:

  • Mantenimiento y administración: Mantener una cuenta le cuesta dinero a las entidades financieras, por eso algunas cuentas suelen requerir que pagues una cuota que suele ser anual, semestral, trimestral o mensual. Esta comisión se justifica, por ejemplo, por los gastos operativos que el banco tiene cuando domicilias un recibo.
  • Descubierto: Si tu cuenta se queda en números rojos, el banco te cobrará por ello. Aquí el banco te cobrará un interés (máximo de 2,5 veces el interés legal), pero además cobra otra comisión por avisarte de que te has quedado sin fondo y esta puede ser bastante alta. Sin duda una de las comisiones que más daño hace al cliente.
  • Por comunicaciones: Algunas entidades financieras te cobrarán por las comunicaciones. Por ejemplo al enviar correspondencia o alertas mediante SMS. Aunque esto en la actualidad es poco común.
  • Por sacar dinero en cajeros automáticos: Si no sacas dinero del cajero de tu banco, este puede repercutirte en el gasto de la operación.
  • Por cerrar la cuenta: No es habitual, pero algunas entidades financieras pueden llegar a cobrar por cerrar la cuenta. Sí, a mí también me parece algo fuera de lugar. Normalmente, es si te dieron algún beneficio y firmaste una permanencia.
  • Por tarjetas: Si tu cuenta tiene tarjetas de crédito o débito asociadas, puede que la entidad financiera quiera que pagues una comisión por estas.

Pero existen otras comisiones a las que tendrás que hacer frente al realizar ciertas operaciones bancarias:

  • Depósito de Cheques: Ten en cuenta que si depositas (o cobras) un cheque, es posible que la entidad bancaria te aplique un cargo por este servicio.
  • Emisión de Cheques: Si eres de los que prefieren utilizar cheques como método de pago, debes saber que el banco podría cobrarte por la emisión de un talonario asociado a tu cuenta bancaria.
  • Transferencias Bancarias: Si tienes la intención de realizar una transferencia bancaria, considera que el banco puede aplicarte una comisión. El costo variará dependiendo del tipo de transferencia que realices, ya sea nacional, internacional, urgente, entre otras.
  • Cambio de Divisa: Si estás planeando un viaje a Londres (o cualquier otra ciudad) y necesitas cambiar tus euros a libras (o cualquier otra divisa), el banco te cobrará una comisión por este servicio.

Lo primero que hay que hacer es evaluar las diferentes ofertas y cuentas y elegir una entidad financiera. Si necesitas ayuda para elegir una, deja un comentario y te ayudo a elegir.

Después, tan solo hay que ir a la oficina de la entidad bancaria y abrir la cuenta. En este paso, tendrás que:

  1. Leer la documentación y contratos que te vinculan con el banco.
  2. Pregunta al empleado cualquier duda que tengas.
  3. Puedes intentar mejorar las condiciones si algo no te convence.
  4. Si todo está en regla, firma los documentos.
  5. Recopilar todas las claves identificativas, número PIN y contraseñas para operar online si lo deseas.
  6. En unos días deberías recibir en tu domicilio las tarjetas de la cuenta bancaria.

¿Cómo abrir una cuenta bancaria por internet?

Si no quieres esperar, puedes abrir tu cuenta por internet, y así te ahorras la visita a la sucursal. Además, se suelen conseguir mejores ofertas.

  1. Dirígete al sitio web del banco que hayas elegido.
  2. Rellena el formulario para abrir la cuenta online.
  3. Tendrás que aceptar los términos y condiciones del banco online.
  4. Puede ser que un proceso de comprobación personal (p.ej. mediante llamada telefónica o videoconferencia) sea necesario.
  5. Firma digitalmente los contratos. Por ejemplo, con la clave que el banco mandará por mensaje (SMS) a tu teléfono móvil.
  6. Añade la documentación que sea requerida como por ejemplo una foto o escaneado de tu DNI, NIE o pasaporte.
  7. Recibirás las tarjetas en unos días y podrás empezar a operar.

Espero que esta guía sobre las mejores cuentas bancarias del momento te haya ayudado y resuelto algunas dudas. Si sigues sin saber qué cuenta te conviene, por favor, deja un comentario e intentaré ayudarte.

En caso de que haya solamente un titular de una cuenta bancaria y este fallezca, los herederos legítimos deberán gestionar la cuenta del titular. Para ello, deberán seguir un trámite administrativo que requiere la acreditación de la legitimidad de los herederos ante un notario.

Si la cuenta bancaria tiene diversos titulares, estos pueden reintegrar la parte proporcional del dinero que les corresponda. En otras palabras, si hay dos titulares (p.ej. un matrimonio), después del fallecimiento de uno de ellos, el otro titular puede retirar sin problemas el 50% del total del dinero. El resto del dinero deberá seguir el procedimiento anterior y ser gestionado por los herederos del titular fallecido; un poco rollo la verdad.

Cada cuenta bancaria tiene un número de 20 caracteres que la identifica (en España, otros países pueden tener más o menos). Piensa en el siguiente ejemplo (inventado) de una cuenta del BBVA:

ES82 018 0066 00 0000000000

  • ES82 las letras identifican el país y las dos cifras que las preceden son el DC, dígito de control.
  • 0182 estas cuatro cifras sirven para identificar la entidad financiera. En este caso, el 0182 sirve para saber que se trata de una cuenta que depende del BBVA.
  • 0066 los siguientes cuatro dígitos identifican a la oficina en la cual se abrió esta cuenta. En el ejemplo que nos ocupa fue en una entidad de Madrid.
    00 estas dos cifras son el código de control. Gracias a estos y mediante operaciones matemáticas es posible validar que la cuenta sea correcta.
  • 0000000000 finalmente el número que identifica la cuenta (contrato) del cliente. Las entidades tienen su propio formato dependiendo del tipo de cuenta, por ejemplo, todas las cuentas de ahorro pueden empezar por 1121 (ejemplo inventado).

El IBAN no es otra cosa que el International Bank Account Number, no hace falta ser Shakespeare para saber que esto en inglés quiere decir: número de cuenta internacional. Desde que cambió la legislación hace unos años, el número de tu cuenta se actualizó por este, similar al del ejemplo anterior.

El BIC (Bank Identifier Code) o SWIFT (Society for World Interbank Financial Telecommunication), son códigos que sirven para identificar a las entidades financieras internacionalmente. Por ejemplo, el código BIC OPENESMM sirve para identificar a la entidad Openbank.

Se trata de un documento que podemos pedir a la entidad financiera (banco) donde se reconoce que somos los titulares de una determinada cuenta bancaria. Por ejemplo, algunas empresas lo piden a la hora de pagar la nómina, o puede que te lo soliciten en determinados trámites administrativos.

En otras palabras, es un papelito que confirma nuestros datos (nombre, DNI, etc) y que una determinada cuenta bancaria está a nuestro nombre.

Una persona autorizada en una cuenta bancaria tiene acceso limitado a la cuenta y no es responsable ante los acreedores ni de la falta de fondos ni de las obligaciones fiscales de la cuenta, vamos que no es un titular. Aunque pueden realizar ciertas acciones como sacar dinero, emitir cheques o transferencias, no son los propietarios de la cuenta.

El titular de la cuenta es el propietario y otorga permiso al autorizado para gestionarla. Esta solución es común en casos de personas muy mayores o que estén enfermas y no puedan acudir a la oficina o manejar sus cuentas con facilidad.