Skip to main content
Última actualización: 6 marzo, 2024

Pros y contras de los bancos sin comisiones sin nómina

Guía para encontrar un banco sin comisiones y condiciones

Photo of Josep Garcia

Escrito por

Josep Garcia

Josep Garcia

Cofundador de Upcashwise

Soy Josep Garcia, originario de Barcelona. En 2018, lancé mi propio sitio web de finanzas y productos bancarios. Terminé especializándome en la creación de contenidos de finanzas personales y certificarme como asesor financiero por EFPA (asociado #37363) en 2023.

Photo of Josep Garcia

Nos financiamos con la remuneración de nuestros partners, esto no afecta nuestras evaluaciones. Invertir tiene riesgos, puedes perder tu capital. Nuestro contenido es puramente educativo, no ofrecemos recomendaciones de inversión.

En varias ocasiones nos encontramos con la condición de tener que domiciliar la nómina para abrir una cuenta bancaria, pero no siempre encajará con lo que necesitas.

Top 3 cuentas sin nómina

N26 Cuenta Corriente

No requiere nómina

Cuenta Openbank

Sin requisitos

BBVA

No impone condiciones

En esta guía te explico cuáles son los mejores bancos sin comisiones sin nómina del momento, y cuál se va a ajustar más a tus necesidades.

Comparativa de cuentas sin nómina

Producto

Pros y contras

  • Apertura de cuenta rápida.
  • Sin requisitos ni condiciones.
  • Permite usar Bizum.
  • Facilidad de uso.
  • Sin ingresos en efectivo gratuitos.
  • Sin oficinas.
  • Sin cajeros propios.
  • Más de 7.000 cajeros (Grupo Santander).
  • Sin condiciones.
  • Hasta 4 titulares con esta cuenta.
  • Solo operativa online y teléfono.
  • Comisión por ingresar cheques.
  • Sin oficinas físicas.
  • Más de 4.500 cajeros propios.
  • Sin requisitos.
  • Hasta dos titulares.
  • Solo para nuevos clientes.
  • Cuenta con operativa básica.

Santander Online

  • Red de cajeros extensa.
  • Transferencias en euros gratis.
  • Sin condiciones.
  • Limitada a nuevos clientes.
  • Operativa en oficina con comisiones.
  • Red de cajeros extensa.
  • Sin comisiones ni condiciones.
  • Remunerada.
  • Solo para nuevos Clientes.
  • Operativa con cheques.

¿Qué son las cuentas sin nómina?

Suelen tratarse de cuentas corrientes con las que el banco no te pedirá que domicilies tu nómina para permitirte abrirlas. Estas te dejarán realizar las operaciones bancarias típicas de las cuentas corrientes. Hacer transferencias o vincular tarjetas de crédito o débito no es un problema.

El problema es que en muchas ocasiones los bancos quieren cobrar comisiones por las cuentas corrientes, a no ser que domicilies tu nómina con ellos. Si estás buscando una cuenta sin nómina que no te cobre comisiones no será fácil.

Ventajas principales de las mejores cuentas sin nómina

La verdad es que son unas cuantas las ventajas que ofrecen este tipo de cuentas, te las voy a enumerar a continuación.

Ventajas de las cuentas sin nómina
Ventajas de las cuentas sin nómina

Para empezar, no hará falta que domicilies, recibos ni nómina. Esto puede representar un dolor de cabeza menos, especialmente cuando no tienes un salario regular o directamente no quieres pelearte por comisiones de más si no llegas a los requisitos que otras cuentas te pidan.

Este tipo de cuentas sin comisiones también tienen como común denominador el no tener comisiones. No pagar por mantenimiento, ni por las tarjetas, a las que tendrás acceso gratuito (aunque no siempre a las de crédito), ni por transferencias SEPA realmente resulta cómodo.

Otra ventaja que ofrecen este tipo de cuentas es la operativa de la banca online. La mayoría de estas cuentas están direccionadas hacia un uso 100% online (algunas ni siquiera tienen cajeros automáticos y oficinas). Por lo general, con este tipo de bancas, la experiencia virtual y la comunicación a través de su chat o teléfono suele ser muy rápida y resolutiva. Además, tener un control de tu dinero, inversiones y fondos a través de una app y poder gestionarlo todo (incluso pagos con tu smartphone o smartwatch) de una forma ordenada e intuitiva es todo un progreso en cuanto a facilidad y comodidad.

N26 nos explica en su página web cómo usar Google Pay con su banca.
N26 nos explica en su página web cómo usar Google Pay con su banca.

Por norma general, al no tener que cumplir casi ningún tipo de requisito para abrir este tipo de cuentas, tendrás más libertad y facilidad para cerrar la cuenta si algo no te encaja o tus necesidades cambian.

¿Qué operativa puedo efectuar con una cuenta sin comisiones sin nómina?

A pesar de no tener tanta variedad para operar, todavía hay muchas cosas que puedas hacer. Con algunas de estas mejores cuentas corrientes sin nómina podrás tener:

  • Tarjeta de débito como de crédito, en otras solamente de débito.
  • Realizar compras en comercios físicos u online con tus tarjetas o con tu teléfono inteligente.
  • Podrás operar con cheques (aunque no todas las cuentas sin nómina tienen esta opción operativa).
  • Dispondrás de cajeros gratis para sacar o ingresar dinero en metálico con la mayoría de ellas, aunque no con todas.

¿Para quién son las cuentas sin nómina?

Las cuentas sin nómina son especialmente útiles para personas que no tienen ingresos regulares en forma de salario.

  • Autónomos, emprendedores, estudiantes o incluso aquellos que están en una fase de transición laboral.
  • Para extranjeros que viven en España, pero que tal vez aún no cuentan con una nómina en el país.
  • Puede ser que simplemente no quieras domiciliar la nómina en esta cuenta bancaria, los bancos sin nómina te irán como anillo al dedo.

Lo mejor de las cuentas sin nómina es que ofrecen muchas de las ventajas que encontrarías en una cuenta bancaria tradicional. Desde cero comisiones hasta tarjetas de débito o crédito gratuitas, y a menudo opciones de ahorro e inversión.

No solo obtienes la conveniencia de no tener que domiciliar una nómina, sino que también disfrutas de la flexibilidad para manejar tus finanzas como mejor te parezca. Es como tener lo mejor de ambos mundos.

Tipos de cuentas sin nómina

Podemos dividir las cuentas sin nómina en dos grupos: aquellas cuentas sin nómina que abres con un banco tradicional (p.ej., BBVA, Abanca, Santander, etc.) y las que podrás abrir con bancos online con menos oficinas (p.ej., Openbank, N26 o ING).

Cuenta sin nómina del BBVA
Cuenta sin nómina del BBVA
  • Banco tradicional: Para el banco mantener las oficinas y sus empleados es un coste muy elevado. Es por eso que este tipo de entidades financieras te cobrará comisiones por tener una cuenta con ellos. La única manera de que no lo hagan es domiciliar tu nómina con ellos (o vincularte de alguna otra forma). Si te decides a abrir una cuenta sin nómina con uno de estas entidades bancarias, ten por (casi) seguro que tendrás que pagar comisiones a no ser que sea para operar con la banca digital.
  • Banca por internet: Para el banco que operes por internet es una bendición, ya que hace que sus costes bajan muchísimo. Es por eso que este tipo de banca por internet puede ofrecer mejores ofertas y cobran muchas menos comisiones. Además, en algunas ocasiones podrás encontrar ofertas de bancos online que te perdonarán las comisiones.

Requisitos de las cuentas sin nómina

El tipo de requisitos que tendrás que cumplir para usar una cuenta sin nómina varían mucho según el tipo de cuenta. Si no quieres condiciones, lo más habitual es que tengas que pagar comisiones (a no ser que se trate de cuentas con banca digital).

Pero si quieres evitar las comisiones en la mayoría de casos tendrás que cumplir algunos requisitos, obviamente, ninguno de ellos es tener una nómina domiciliada. Los siguientes son los más comunes:

  • Mantener un saldo mínimo de, por ejemplo, 2.000 € puede ser una de las condiciones del banco.
  • Que tengas ciertos ingresos regulares sin que tenga que ser de una nómina.
  • Hacer compras con tu tarjeta cada mes o que domicilies algún recibo.
  • No acudir a la oficina bancaria y que administres tu cuenta a distancia (por teléfono o Internet).

Conclusiones sobre las mejores cuentas sin nómina

Como has podido leer en esta guía de las mejores cuentas gratuitas sin nómina, son muchas las opciones si lo que estás buscando es una cuenta que no te pida requisitos como tener que domiciliar una nómina o recibo y que además, no te cobre por mantenimiento o uso.

Por lo general, las opciones con menos comisión o requisitos suelen ser las cuentas de operativa 100% con banca digital (p.ej. N26, BBVA, Openbank o Santander). Eso sí, suelen ser cuentas más básicas así que ofrecen menos productos y operativa, así que te tocará valorar qué prefieres: ¿Menos comisiones bancarias, pero menos operativa? O, ¿más comisiones pero más operativa?

Espero que este artículo al detalle te haya ayudado a decidirte o al menos, te deje con las ideas más claras. En todo caso, si todavía tienes alguna pregunta, no dudes en dejármela en los comentarios.

Preguntas frecuentes

Sí, las mejores ofertas de este tipo se encuentran en la banca online. Pero tienes que tener en cuenta que a pesar de que estas no te pidan domiciliar tu nómina, es muy posible que necesites vincularte al banco de alguna otra forma para que no te cobren comisiones. Lo más normal es que te pidan mantener un saldo mínimo, tengas un mínimo de ingresos mensuales o uses las tarjetas cada mes.

Los bancos cobran un sinfín de comisiones y a veces es difícil estar al día con todo aquello que nos cargan por prestarnos sus servicios. En realidad, el Banco de España da absoluta libertad a las entidades financieras para que cobren por todos aquellos servicios que nos prestan y les cuesta un dinero.

Los bancos sin comisiones sin nómina ofrecen un tipo de cuentas gratuitas que no suele tener muchas comisiones. Las siguientes son las comisiones más comunes que te pueden cobrar por tu cuenta:

  • Mantenimiento y administración: Los bancos pueden cobrar una comisión por mantenerte y administrar la cuenta. Esta es la comisión más común, pero no es difícil encontrar entidades financieras que no la cobren.
  • Sacar dinero de cajeros automáticos: La típica comisión, no encuentras un cajero de tu banco, tienes una emergencia y no te queda otra que sacar efectivo en otro cajero. Casi siempre tendrás que pagar una comisión por esto a no ser que optes por uno de los bancos online.
  • Por estar en números rojos: Esta comisión es inevitable. Si te quedas sin fondos en tu cuenta el banco te cobrará una comisión por ello. Además tendrás que pagar un tipo de interés alto por los días que estés sin fondos. Pero la cosa no se termina ahí, el banco te cobrará también por el avisarte de que te has quedado en números rojos. Esta es una de las comisiones que más rabia dan, puesto que suele ser muy alta.
  • Por comunicaciones: El banco tiene el derecho a cobrarte por las comunicaciones que tenga contigo. Por ejemplo, si te has suscrito al sistema de alertas por SMS puede que te cobren por esto. Sí, a mí también me parece sorprendente.
  • Ingresar cheques: Si vas con un cheque a tu oficina bancaria para cobrarlo o depositarlo en tu cuenta es bastante habitual que tengas que pagar una comisión.
  • Por tarjetas: Como al darte una tarjeta de crédito o débito los bancos tienen un coste, puede que decidan cobrarte una comisión.
  • Transferencias: En algunas ocasiones los bancos cobran por las transferencias que puedan hacer por ti (p.ej. en la sucursal) a otras cuentas bancarias. El precio de estas cambia bastante dependiendo de dónde sean; si son en España suelen ser baratas, si mandas dinero a Europa tampoco te costarán un ojo de la cara, pero si son transferencias fuera de la Unión Europea… Prepárate para pagar una morterada. Si no quieres pagar mucho por transferencias internacionales, dale un vistazo a Wise.
  • Cambio de moneda: Si te decides a cambiar moneda en un banco este seguramente te cobrará comisión. Y si no lo hace, te cobrará un tipo de cambio con el que saldrás perdiendo.

Como puedes ver hay una larga lista de situaciones y operaciones en las que el banco te puede cobrar comisiones. Casi todas son evitables menos la comisión al cambiar moneda y cuando te quedas sin fondos en tu cuenta.

Las cuentas nómina suelen ofrecer mejores ventajas y no es normal que cobren comisiones. Además, en algunos casos puede que tengas cierta remuneración por tu dinero. La contrapartida es que quedarás vinculado al banco y mover todos tus productos financieros después a otro banco es un poco engorroso. Estas cuentas nómina suelen traer consigo muchos requisitos.

En el caso de las cuentas sin nómina, la remuneración es inexistente, y no es fácil encontrar cuentas que no te cobren comisiones. Lo positivo es que la vinculación con el banco es mucho menor.

Las mejores cuentas sin nómina ni comisiones no suelen incluir cuentas remuneradas, es decir, no suelen tener rentabilidad. A pesar de no ser algo habitual, tienes opciones que sí que ofrecen este servicio como es el caso de Openbank, Sabadell y MyInvestor.

La política varía según el banco. Mientras que algunos solo permiten un titular, otros pueden aceptar hasta cinco. Por citar algunos ejemplos, BBVA e ING Direct permiten hasta 2 titulares; Openbank, hasta 4; y N26 solo acepta uno.

En las cuentas sin nómina sin comisiones tendrás, mínimo, una tarjeta de débito gratis. Hay cuentas que también te ofrecen una de crédito o a escoger entre las dos. También es interesante la opción que tiene EVO Bank con su tarjeta 2 en 1.

Estas cuentas sin nómina son cuentas bancarias que no requieren que el titular presente una nómina, por el resto son cuentas corrientes normales. Es por eso que la operativa que podrás realizar con estas es similar a la de otras cuentas:

  • Transferencias bancarias.
  • Pagar recibos.
  • Retirar efectivo y hacer ingresos en cajeros.
  • Consultar el saldo y movimientos de la cuenta.
  • Operaciones con cheques.
  • Tarjetas de débito y/o crédito.
  • Etc.

Sin embargo, es posible que algunas funcionalidades estén limitadas o que haya ciertas comisiones asociadas a algunas operaciones, esto dependerá del banco sin nómina que elijas.

Un banco sin comisiones y sin nómina es un tipo de entidad financiera que no cobra comisiones por tener una cuenta con ellos, pero para no cobrarte no te exige tener la nómina domiciliada; normalmente te ahorras comisiones por mantenimiento y de tarjetas.

Estos bancos suelen ofrecer cuentas y tarjetas de débito gratuitas, transferencias nacionales (y dentro de SEPA) sin coste y, en algunos casos, incluso reintegros sin comisiones en cajeros automáticos de otras entidades. Pero claro, esto varía mucho de cuenta a cuenta.

Los bancos sin comisiones y sin nómina suelen ser una opción atractiva para aquellas personas que buscan una mayor transparencia y flexibilidad en su relación con el banco; ideales si te dan alergia las permanencias y que el banco te imponga condiciones.

Sí, es posible domiciliar tu nómina con este tipo de cuentas bancarias. Estas cuentas se llaman (comercialmente) ‘sin nómina’ o ‘no nómina’ porque no exigen que los clientes domicilien su nómina para quitarles comisiones; típicamente la de las tarjetas, administración y mantenimiento.

No te preocupes, deberías poder domiciliar tu nómina en cualquiera de los bancos que mencioné anteriormente.

Sí, relativamente simple.

Cambiar de banco es un proceso generalmente sencillo. El primer paso es abrir una cuenta en tu nuevo banco, seguido por la configuración de servicios habituales como la banca por internet y las domiciliaciones; muchos bancos tienen un servicio de migración de domiciliaciones.

Posteriormente, necesitarás transferir tu saldo del antiguo al nuevo banco con una transferencia, algo que puede tardar un par de días. Es, seguramente, una buena idea mantener la cuenta bancaria antigua abierta un par de meses para asegurarte que migras todos los pagos y recibos a tu nueva cuenta.

Finalmente, una vez que todos tus movimientos se realicen a través de tu nuevo banco, podrás cerrar tu antigua cuenta; con esto cada banco es un mundo, y algunos tienen procesos más simples que otros. Yo te sugeriría que tuvieras algún tipo de confirmación de que la cuenta ha sido cerrada correctamente, un correo electrónico te valdría.

Técnicamente, todos los bancos en España deben ofrecer algún tipo de cuanta bancaria gratuita que no cobre comisiones, sin gastos de apertura ni de cierre, y que permita hacer un mínimo de 120 operaciones al año. Pero ten en cuenta que estas cuentas solo están pensadas para ciudadanos que estén en situación de exclusión financiera.